Energía para la caza

Foros AirGuns Perú – General Temas Libres Energía para la caza

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó airgunsperu . This post has been viewed 880 times

  • Autor
    Publicaciones
  • #2555
    airgunsperu
    airgunsperu
    Administrador

     Energía para la caza

    El concepto de energía es esencial para seleccionar el tipo de arma más adecuado y la balística es una interesante opción para efectuar estimaciones en cuanto al potencial de cada una de las armas.
    Una de las cuestiones que más se plantea, en lo relativo a la caza, es poder saber cual es el alcance y capacidad efectiva de un arma en distintas distancias en incluso sobre distintas especies de animales.
    Por supuesto operar en el terreno de caza con un margen sobrado de energía es una buena garantía para poder acometer cualquier desafío, pero no creo que se trate de abatir plagas de pequeños pájaros con 50 Joules de energía terminal cuando el mismo trabajo puede hacerse con tan solo 3 Joules de energía terminal.
    Conozco a cazadores expertos en otros países los cuales me han narrado muchos casos de disparos certeros a distintas distancias y sobre distintas especies de animales y plagas lo cual supone una inestimable ayuda en la verificación de los cálculos teóricos, en especial cuando se pueden reconstruir todos los parámetros que afectaron al disparo. En cualquier caso hablar de energía en las aplicaciones cinegéticas nos conduce primeramente a tierras británicas, donde sin duda se han efectuado más pruebas de carácter técnico para determinar los umbrales de energía necesaria para la caza efectiva.
    Algunos articulistas y expertos cazadores han citado en algunas ocasiones en libros y revistas algunas de las energías terminales necesarias para la caza con armas de aire comprimido basadas en su propia experiencia:

    Esta es la primera respuesta que se puede encontrar cuando hay dudas en cuanto a los requisitos técnicos para cazar una determinada especie, pero aun así, son muchas las dudas que tienen algunos cazadores.
    Sin duda el problema viene determinado por las enormes variaciones de peso que puede haber entre las especies según el país en el que nos encontremos e incluso dentro de un mismo país, pues por ejemplo se pueden ver ratas de 150 gramos y también de 700 gramos en una misma zona.
    En la búsqueda de respuestas la Balística tiene algunos modelos predictivos basados en la energía terminal y la capacidad penetrante de los proyectiles.

    Anecdoticamente son leyes y formulaciones que llevan muchísimos años sin variaciones y que son vigentes hoy en día. La primera de las incógnitas es conocer cual es el umbral de energía terminal necesario para abatir al animal, que denominaremos EMIT (Energía Mínima para Impacto Terminal). Este parámetro depende esencialmente del peso del animal y del tipo de proyectil utilizado y adecuadamente calculado nos indica la velocidad terminal necesaria del proyectil.

    V³=(PA/0.454) / (B² * 1.5012¯¹º)
    (Donde PA es el peso en Kg del animal y B el peso en grains del proyectil.)

    Poniendo como ejemplo el caso de una rata de 450 gramos de peso una primera estimación utilizando la formula nos da una velocidad terminal para un balin de 8 grains redondeada de 143 m/s lo que corresponde a una EMIT de 5.3 Joules de energía terminal. Los datos bibliográficos hablan de valores comprendidos entre 3 a 7 Joules de energía terminal sobre una rata para abatirla con seguridad, lo cual es una información muy aproximada pero depende por supuesto del peso del animal.

    Haciendo una inversión de la formula se puede comprobar que el peso de la rata utilizado para el ejemplo anterior de la energía necesaria (4.1 J) podría corresponder a un roedor de 300 gramos de peso, también por tanto un valor “creíble”.

    Así aplicando los datos bibliográficos y contrastando los datos numéricos se pueden establecer criterios o normas “mínimas” para garantizar abatir a la presa con la mayor seguridad posible. Si bien uno de los datos más útiles para el usuario es la de conocer cual es el potencial que tiene el arma que está utilizando.
    Lamentablemente lo mas complejo es determinar cuales son las energías terminales a distintas distancias del arma, pues ello escapa de una formula para requerir un complejo análisis balístico mediante software especializado. Por regla general el usuario conoce el dato de la energía inicial suministrado por el fabricante, pero no es fácil conocer el comportamiento de esa energía en distintas distancias. Para poner un ejemplo veamos los datos balísticos pronosticados de la carabina Gamo Shadow 1000 en calibre 4.5 mm, con balin de 8.35 grains tipo “domed” centrada a 30 metros de distancia y llevada hasta los 50 metros:

    No debería sorprendernos el comprobar que la energía terminal incluso a 50 metros de distancia es en principio suficiente como para garantizar la caza efectiva de la practica totalidad de la tabla descrita anteriormente. De hecho y utilizando el clásico ejemplo de los cazadores británicos es clarificador el hecho de que con 16 Joules de energía inicial cubren hasta las 50 yardas con el limite técnico para la caza de un conejo (9.5 J) y corroborando este dato la propia recomendación de los expertos británicos en no exceder esta distancia.

    También hay que considerar el principio de dispensar a la presa una muerte rápida y poco traumatica, por lo cual estos valores mínimos deben ser considerados como el umbral práctico por lo que será siempre mejor o bien incrementar ligeramente la potencia o acortar las distancias operativas.
    A este factor se añade también una adecuada elección de la munición, las variaciones de forma afectan de forma directa al coeficiente balístico y por tanto a la velocidad y a la energía. Para una misma potencia una mala elección del tipo de munición puede suponer una perdida dramática de la energía terminal a larga distancia:

    En la tabla se aprecia fácilmente como para una misma potencia inicial la elección del balin puede ser determinante para conseguir una mayor energía terminal a larga distancia, el balin wadcutter, comparado con el más eficiente, llega a 50 metros con casi un 56% menos de energía al blanco por su bajo peso y poco eficiente diseño aerodinámico, el balin hollow point diseñado en principio para la caza también sufre una perdida del 38% de su energía terminal cuando se compara con un diseño super domed. En cuanto a variaciones de impacto en estos casos no hablamos de más que de 5 cm de variación de un diseño a otro.

    Por tanto primeramente ya tenemos una evidencia tanto numérica como practica de que el concepto de energía en ocasiones permanece un tanto infravalorado para muchos aficionados. Ciertamente está claro que la energía de las actuales armas de aire comprimido están dotadas de unas prestaciones elevadas y que merecen nuestra consideración, y no solamente en las potentes armas de resorte, sino que muchos modelos de potencia media también son igualmente efectivos para determinados controles de plagas.

     

    Fuente: www.armasneumaticas.com/de-que-hablamos-cuando-hablamos-de-joules-energia-balistica/

Debes estar registrado para responder a este debate.


Compartir en:

FacebookTwitterGoogle